Gua Sha de cuarzo rosa
Gua Sha de cuarzo rosa

Gua Sha de cuarzo rosa

Últimas unidades en stock
14,95 €
Impuestos incluidos

INFORMACIÓN DEL PRODUCTO.

Relaja tus músculos faciales masajeándolos. Podrás realizar un drenaje linfático facial desde casa. Reduce la inflamación facial, así como las bolsas y ojeras. Su ergonómica forma ayudará a adaptarse a cada facción de tu rostro, podrás tonificar el cuello y poner más firme la piel. Habrás leído mil y una vez hablar de las propiedades de las gemas, y el cuarzo rosa no se queda corto.

  • Elimina las energías negativas y calma el organismo.
  • Será ideal para desestresar tu rostro al final de un largo día, relajar los músculos faciales, aportar brillo y actuar contra las afecciones de la piel como la rosácea.
  • Calma y rejuvenece la piel, estimulando la circulación sanguínea y la producción de colágeno.
  • Ayuda a frenar la aparición de arrugas y líneas de expresión.

 
  • Podrás hacerlo antes o después de aplicar tu tratamiento facial habitual, será tu nuevo mejor aliado para una piel radiante.
  • Siente el poder de las piedras semipreciosas y súmate al yoga facial más trendy!
  • Utilízala por la mañana y por la noche, podrás dedicarle los minutos que te apetezcan, pero te recomendamos de 5 a 10.
  • Te damos un tip que te ayudará a mejorar su efecto: guárdala en la nevera así estará más fresquita. Agradecerás esa sensación en el rostro, te lo decimos nosotras que lo hemos probado.
  • Puedes utilizarla una vez tengas la cara bien limpia y seca tras aplicar el jabón facial, pero deberás acompañar el masaje de tu sérum favorito ¡Favorecerá su absorción!

Rostro: Deberás masajear tu rostro con movimientos ascendentes. Ah otra cosa, recuerda estos números 6 o 10: será el número mínimo de veces que tendrás que pasar tu nueva gua sha. Recomendamos seguir estos movimientos, así perfeccionaras tus ejercicios de yoga facial.

Frente: Realiza movimientos ascendentes desde la parte inferior hasta el nacimiento del cabello. Contorno de ojos: ¡Continúa con movimientos ascendentes desde el lagrimal hasta el final de tu ceja! Pómulos: Movimiento ascendentes hacia el comienzo de las orejas.

Cuello: ¡Utilízalo de abajo hacia arriba! Estimulará el riego sanguíneo del cuello y el mentón.

1 Artículo
Sin opiniones